miércoles, 26 de diciembre de 2012

ARGUIÑANO INDIGNADO CON POLÍTICOS Y BANQUEROS





En la cocina alquímica,
la ética es un ingrediente que no puede faltar.


lunes, 24 de diciembre de 2012

Deseos para tod@s en el 2013 y siguientes




Salud! Salud! Salud!,


(naturalmente, física y psíquica)


El amor es la salud del alma y por eso no necesita pastillas-dinero.

***

viernes, 21 de diciembre de 2012

Amnistia internacional contra la pena de muerte.





Señor Ministro:


A través de estas líneas le ruego que no ordene la ejecución de sus compatriotas

Entiendo que su intención aplicando la pena de muerte a  personas que han asesinado a sus semejantes, es buena y que de esta manera se pretende conseguir un mayor orden en la sociedad, pero no estoy segura de que por ese camino se logre el objetivo.

Permítame reflexionar con usted.

Hemos avanzado mucho en el conocimiento de ser humano a todos los niveles, física y psíquicamente.

Ahora es posible extirpar un cáncer sin provocar dolores inútiles, gracias al avance de la ciencia. También sabemos que la violencia es una respuesta provocada por el miedo, (curiosamente por no saber responder a lo que la vida nos pregunta) y que la autoridad se basa en la autoestima.

La no aplicación de la pena capital no es síntoma de debilidad sino de autoridad.

Entiendo la complejidad de estar al frente de un Ministerio como el suyo y le deseo que pueda sentirse orgulloso de sus decisiones. 

Cordialmente le saluda,




                                                        María Bernad Echeverría




jueves, 20 de diciembre de 2012

Bomberos de Zaragoza







Es un premio tener un servicio de bomberos con esta calidad humana.



RESCATAMOS PERSONAS, NO BANCOS

(Bomberos de Zaragoza)


Cruz Roja y Bankia





Juan Manuel Suarez del Toro votaba lo que le decían en Bankia, y por ello cobraba un magnífico sueldo.


¿Qué ideas aporta en la presidencia de Cruz Roja?




miércoles, 19 de diciembre de 2012

Nuevo spot de Campofrio para la Navidad 2012-2013




¡Ojalá estuviéramos embutidos en esta autoestima como sociedad!


¡Genial Campofrío!




viernes, 14 de diciembre de 2012

PEPE MÚJICA-Presidente de Uruguay


Un buen amigo me reenvía esta noticia.

Creo que se debe compatir.




A raíz de un artículo del diario ABC  de Madrid,  titulado “Mújica el Presidente mas pobre” he tenido mas noticias del buen hacer  de una persona que al ser elegida  como  Presidente de Uruguay, ha rechazado todos los privilegios  inherentes a  su cargo y se ha dedicado en cuerpo y alma a servir a su pueblo, desde la sencillez y humildad con la que se ha  caracterizado toda su vida.   Gratifica el ejemplo que está dando este hombre,  para vergüenza de la mayoría de políticos a nivel mundial y en especial de los incapaces y corruptos que tenemos en casa.   Disfruten de esta noticia y de la respuesta que dio a la misma  e imagínense  las acciones que podríamos emprender para solucionar nuestra “crisis”.   Con soluciones a lo Pepe Mújica, no estaríamos en crisis. 
  La Nota de ABC dice lo siguiente:   Vive en su chacra de las afueras de Montevideo, en Rincón del Cerro, tal como había prometido. Lo rodea su esposa, la senadora Lucía Topolansky, la inseparable perra Manuela –nada de raza, nada de abolengo canino-, sus cultivos y mucho verde. Eligió para quedarse el lugar en el mundo que encontró hace años y le atrapó.   Desde allí dona a fondos de ayuda social un 90% de su salario, establecido en unos 12.500 dólares americanos. Cada mes, ‘Pepe’ Mujica recibe 250.000 pesos por su tarea como Presidente del Uruguay y Comandante en Jefe, pero de allí sólo rescata para su manutención mensual unos 20.000 pesos. 
  El resto se distribuye desde el Fondo Raúl Sendic, que administra su fuerza política, el Movimiento de Participación Popular, que ayuda a emprendimientos productivos hasta simples colaboraciones, y ONG que colaboran con viviendas. Dice a los cuatro vientos que “con ese dinero me alcanza, y me tiene que alcanzar porque hay otros uruguayos que viven con mucho menos”.   Es el mismo que propone donar las jubilaciones presidenciales –esas astronómicas cifras que permanecen cobrando los ex presidentes constitucionales del país- y el mismo que utiliza un simple Corsa como vehículo de transporte oficial. A muchos años de la moto Vespa que utilizó para llegar al Parlamento a la salida de la dictadura, ya ungido como diputado, Mujica ha mantenido su perfil. Más acicalado que en épocas de proselitismo político, igualmente el protocolo es algo bien alejado de sus intenciones habituales.
  El último ejemplo lo ubicó en la ferretería del barrio Paso de la Arena, hacia donde fue para adquirir una tapa para inodoro. Compró lo que iba a comprar, y acto seguido aceptó una invitación informal de los jóvenes de la zona, nucleados en el humilde club de fútbol Huracán. 
  Sin seguridad, sin eufemismos, Mujica brindó una sencilla charla de aliento a los futbolistas que participan en el torneo de la Segunda División Profesional… aferrado a la tapa del inodoro recién adquirida.   De repente un Volkswagen Fusca, celeste, muy bien conservado, llegó a estacionarse frente al gimnasio del club. De alpargatas, con equipo deportivo, el Presidente dedicó varios minutos a los jóvenes deportistas, y prometió mayor atención a la institución además de convenir en “comer un asadito si el club asciende a Primera”. 
  Se sacó fotos, aceptó fotos, concedió abrazos y se fue con el aplauso de todos, abrazado a su perra Manuela que a estas alturas del mandato ya entiende de absolutamente todos los temas.   Ya de regreso a su chacra –esa finca que a lo lejos es custodiada por efímeras fuerzas policiales aceptadas a regañadientes por el mandatario uruguayo- Mújica continúa con su día. Revisa la tierra, mientras declara su auto VW Fusca como único patrimonio, valorado en 1.945 dólares.   De acuerdo a la última declaración jurada que presentó a la Junta de Transparencia y Ética Pública, Mújica sólo es dueño de este coche, mientras la chacra figura a nombre de la primera dama y senadora Topolansky, la cual también dona parte de su salario. 
  Sin cuentas bancarias, sin deudas, el hombre dice dormir tranquilo, y asegura que espera culminar su mandato para descansar, más tranquilo aún, en su chacra de Rincón del Cerro.   Cuando el presidente Mujica fue consultado por los medios acerca de esta nota, esto fue lo que contestó:   “Yo no soy pobre, pobres son los que creen que yo soy pobre.   Tengo pocas cosas, es cierto, las mínimas para poder ser rico.   Quiero tener tiempo para dedicarlo a las cosas que me motivan. Y si tuviera muchas cosas tendría que ocuparme de atenderlas y no podría hacer lo que realmente me gusta.   Esa es la verdadera libertad. 
  La casa, pequeña, para poder dedicar el tiempo a lo que verdaderamente disfruto. Si no, tendría que tener una empleada y ya tendría una interventora dentro de la casa. Y si tengo muchas cosas me tengo que dedicar a cuidarlas para que no me las lleven.   No, con tres piezas me alcanza. Les pasamos la escoba entre la vieja y yo y ya, se acabó. 
Entonces sí tenemos tiempo para lo que realmente nos entusiasma.
   No somos pobres”.





sábado, 8 de diciembre de 2012

Paisajes


(Paula Barcelona)




A Rafael, que se fue.


Estamos llenos de contrastes.

 La escalera de Jacob nos sirvió un día de columpio y no acabamos de acostumbrarnos a las distancias cortas.

 Fascina el paisaje amplio, pero luego hay que recorrerlo a pie y encontramos demasiado soledad en el camino.

Cada vez el impulso es mayor y aumenta el vértigo.

Entendemos que sea difícil acompañarnos y de un tiempo a esta parte hemos decidido hacer solos esta travesía.

La forma de comunicarnos problemática:

¿quién va a leer una carta escrita en el aire?
¿dónde encontramos un papel tan amplio que contenga todo lo que tenemos que decir?

Nos mantiene el ánimo las palabras cristalizadas que llegan, a través del océano, en una frágil botella a la deriva.

Paula siempre dijo: "Rafael, me alegra mucho haberte conocido".



***

viernes, 7 de diciembre de 2012

martes, 4 de diciembre de 2012

JOSÉ MARÍA GAY, el economista indignado






Yo también estoy indignada, José María.


No quiero que me representen aquellos que están robando a los pobres, para darselo a los ricos, como muy bien dice Costa Gavras en "El Capital"


jueves, 22 de noviembre de 2012

LA VERDAD

Conversaciones con David. L. Cardiel





La Verdad es el territorio a conquistar.

En las guerras se usan las armas de destrucción masiva para ganar al enemigo. Como esa victoria se apellida “de mentira” lo único que conseguimos es debilitarnos porque perdemos humanidad.

Las guerras son respuestas infantiles a problemas complejos.

La verdad solo se puede ver desde el apellido “inocencia”. El problema es que no hay una ventanilla donde "adquirirla".

Cada uno tenemos nuestra verdad. ¿Es un puzzle entonces? Sí. Un puzzle en el que cada aspecto lleva el latido de la imagen completa.

Ocurre que hay quien tiene una pieza y otros varias. ¿Es injusta la vida, entonces? ¡No!

Cada uno responde por los talentos que recibe. Desarrollarlos lleva un tiempo distinto para cada uno.

Hay supersticiones por las que se impide que los niños se miren en los espejos, creyendo que ello traerá algún peligro. Yo lo interpreto así: La verdad es diáfana y en ocasiones no tenemos todavía la madurez suficiente para contemplarnos en ella.

Un arma infalible es la empatía. Un buen actor lo entendería. Entrar en el espacio del otro para ver que ve y qué capacidad de respuesta tiene ante el problema que la vida le está planteando, todo un reto.

Un amigo nos daría una clase. Cuando no podemos responder desde nuestra capacidad pero él sí desde la suya y no puede “prestarnos” su solución porque funcionamos con un programa anterior al suyo, se queda con nosotros acompañándonos en esa oscuridad. Esa solidaridad ilumina la verdad y ya podemos ver la salida. Una salida que es en realidad entrada en otro nivel. (Al cielo sólo se sube por esa escalera).

Cuando la verdad acaricia nos invade la felicidad y es ahí donde nos gustaría establecernos.

¿Cómo reconocer la Verdad? Con una infalible prueba: Si no le sobra ninguna pieza.







miércoles, 14 de noviembre de 2012

Huelga general






ESTOY EN "HUELGA"


NO ME LEAS




viernes, 9 de noviembre de 2012

El Presente





No lee una sola línea. Es pura inteligencia.
¡¡¡Las nuevas generaciones!!! ¡¡¡Qué felicidad!!!




lunes, 29 de octubre de 2012

Leer a los amigos







He compartido con vosotros la presentación que Antonio G.Olivares hizo de mi libro en la FNAC el 25 de junio del 2002 para que leyeseis a Antonio.

Es un auténtico placer que no he querido que os perdieseis.




viernes, 26 de octubre de 2012

EL TANGO CON DARÍO-FNAC, Zaragoza, 25/6/2002







Presentación del libro El tango con Darío, de María Bernad.

Antonio García-Olivares


Venimos a presentar un libro que hasta hoy, sólo habíamos tenido el privilegio de conocer algunos tangueros de Zaragoza y personas cercanas a María. Y que hoy, gracias a la iniciativa y al buen gusto de esta casa, podemos presentar a un público mucho más amplio.

Si tuviera que definir a este libro, diría que es un libro feliz, como muchas veces ha subrayado su autora; y que tiene la magia de hablar desde la propia voz del que lo lee.

Quizás porque no trata sólo de expresar, sino también de danzar con quien lo lee, con quien lo incorpora a su propia vida.


Contenido del libro.

Podríamos decir que este libro surgió del amor de María por el tango. Pero hay mucho más que eso. Con igual seguridad, podríamos decir que surgió también de su amor por su compañero. Pero cuando leemos el libro, vemos de inmediato que su tema es más general: es el amor por la vida. Un amor (por la vida) que sería imposible sin un aprecio sincero de la autora, por su propio vivir.

De manera que, me atrevería a decir, este libro nos habla de un amor cuádruple:
-por el tango, como metáfora de la vida;
-por su compañero, como metáfora del propio amor;
-por la forma humana de vivir;
-y finalmente, nos habla del respeto por uno, como modelo de cómo se puede vivir y cómo se puede uno relacionar.

Por ello, estos 68 poemas en verso blanco que componen el libro, pueden ser leídos, como mínimo, creo, en 4 registros, o niveles diferentes:

1.- Como una gran metáfora sobre la danza del tango
2.- Como una metáfora de la vida humana
3.- Como una exploración de los dos principios del amor: el principio activo, y el principio receptivo, que todos llevamos dentro.
4.- Finalmente, puede ser leído como una gran metáfora sobre uno mismo.

Sin embargo, tal como dice uno de los poemas del libro, El cuatro es el uno en retorno. Al igual que lo es la figura básica del tango (el cuadrado). Es decir, que los mismos juegos de espera, de equilibrio y de deseo, se pueden encontrar en los cuatro niveles citados.

La mayoría de los poemas de este libro son un tanto inquietantes, y yo creo que ello se debe a que conservan ese sentido multivalente (precisamente). Tomemos por ejemplo, el poema que cierra prácticamente el libro, el titulado "El Final". Y vamos a oir qué le dice la autora a su propio amor:

Le dice:

Ya llegan, mi cariño, los últimos compases
el final ... ese lecho.
Sé generoso, amor, y no me llames.
No te pierdas.
Silencio.

Yo al menos, no puedo evitar oir a la vez 4 cosas en este poema:

-En primer lugar, la despedida de un baile.
-En segundo lugar, el diálogo con la persona querida
-En tercer lugar, podemos interpretarlo como el diálogo con el propio amor de uno
-Pero también podemos ver en el poema a una persona despidiéndose de la vida (!). Esto es, la despedida final de una vida humana...

Por eso, no puedo evitar que me resulte inquietante, como muchos otros poemas de este libro. Porque lo que se dice en cada nivel está sirviendo de campo metafórico para los otros niveles. Creando así una profundidad que genera cierto vértigo. Un vértigo que caracteriza también a otros poemas de este libro.


La mirada pura.

Acerquémonos ahora al estilo de la poesía de María:

La poesía de maría es muy pura. A mí me recuerda a Juan Ramón en esa expresión sencilla y minimalista, y que da la impresión de que la autora creara casi sin esforzarse.

Ezra Pound y su escuela (los "imagistas" traducen algunos), tenían también algo de ese minimalismo: no escribir nada que no surgiera de una imagen simple pero poderosa, que se apodera del autor, y que no precisaba de mil palabras para expresarse, sino a veces de una sóla. La poesía de María tiene algo de ese imagismo, con esa centralidad de las imágenes...

Y como apuntaba Darío (la persona a la que está dedicado este libro), también podríamos caracterizar la poesía de María como una forma contemporánea de poesía gnómica. Como aquella que cultivaron los antiguos griegos y los gnósticos, para expresar profundos mensajes éticos en una forma condensada.

Sin embargo, en María, esta poesía gnómica asume la forma, no de un aforismo moralizante, sino de una intuición directa, más cercana por tanto a los haikus orientales que a la poesía aforística occidental.

Por ello, y continuando con este juego de buscar aires de familia con otras formas poéticas (lo cual para mí tiene un interés muy relativo), yo creo que la poesía de María estaría en algún lugar entre esos 3 polos:

-la mirada pura de un niño, que buscaba Juan Ramón;
-la mirada ascéticamente depurada (de hojarasca) que buscaban los imagistas;
-y la mirada meditativa, e incluso iluminada, de los creadores de haikus del Lejano Oriente.

Yo pienso que la pureza de esta poesía es consecuencia, de la sencillez de la propia mirada de la autora. Y de su conciencia de que, casi siempre, la primera mirada es la más verdadera.

Como si nos dijera: "No os enredéis en elucubraciones (conceptuales) porque lo más importante de las cosas está antes de todo eso. Cuando las historias, las sagas, los razonamientos, apenas se han desplegado (todavía)".

Sin embargo, la posibilidad de este mirar distinto suele pasar desapercibida. Quizás porque en nuestra forma de vivir, nos hemos acostumbrado a valorar, casi obsesivamente, la habilidad y la inteligencia, y no la claridad de la mirada.

Un discurso embrollado y farragoso, por ejemplo, lleva pese a todo el encanto de lo complejo. Y permite que todo siga funcionando. Nadie dirá nada contra él, pero sobre todo porque a nadie dijo nada en el fondo.

Esa dinámica colectiva tiene sin embargo un coste: y es que nos acostumbra a no ser limpios al mirar. Impide ese mirar fugaz y concentrado, que a veces puede ser transmitido.

Y esta mirada es la que nos devuelve precisamente la poesía de María.

Mirada que yo creo que es, como la mirada de un niño que aún no teme a la burla; porque se sabe verdadera antes de saber lo que los otros han convenido que hay que mirar y ocultar.


La serenidad oriental.

Esto nos lleva a otro punto que quizás valga la pena comentar.

Y es que esa mirada pura e inmediata, transmite cierto aire de serenidad oriental a todo el libro.

La palabra "silencio", por ejemplo, aparece con frecuencia, como en los poetas taoístas y zen de la China clásica.

Por otra parte, en muchas poesías, aparece el ego de la autora como "fundido" con el de la otra persona (que en unos casos es la persona amada, en otros su interlocutor y en otros su pareja de baile) (Ej.: Poesías como "El oído", "El abrazo", "La experiencia", "El paso básico", "Los ochos con desplazamiento"). Títulos que a la vez recuerdan aspectos o figuras importantes de la danza del tango.

En muchas otras poesías, hay cierta fluctuación, (que ocurre también en estados meditativos), entre la perspectiva del propio ego individual y las cosas tal como se ven desde el punto de vista humano en general.

Y también aparece con frecuencia, una invitación a la presencia plena en la eternidad del presente (compartido). Algo que también es muy oriental.

Incluso ese avaricioso presente que uno de los poemas nos invita a crear siendo con la persona amada, es una forma de ser en el que el propio ego desaparece (La Nostalgia).

¿Son casuales estas coincidencias con formas de percibir típicamente orientales?

En mi opinión no son casuales: La mirada de María, al igual que su pasión, surgen de la parada de la danza, es decir, de ese silencio no condicionado, que es el que permite que todo nazca de nuevo cada vez, como si fuera la primera vez. (Como decía otro gran poeta: "Volver al lugar en que naciste y verlo todo de nuevo por vez primera").

Ahora bien, esta actitud, es enormemente cercana a la experiencia meditativa. Porque la experiencia meditativa parte también de ese hueco que hay entre los pensamientos. Un espacio que es el único momento de libertad entre los condicionamientos del pasado y las auto-obligaciones que nos impondremos en el futuro.

Quizás eso explique, en parte, ese aroma meditativo que transpira el libro.


Acerquémonos a la danza.

¿Por qué María ha elegido al tango, una de las danzas enlazadas más notables, para hablar de la vida y del amor entre las personas?

¿Por qué? Pues porque el habla es como una danza, y la danza es como un diálogo. Y esto es algo que se nos muestra una y otra vez a lo largo de todo el libro.

-Efectivamente: en el habla, hay una pulsión, una voluntad de decir; seguida de un acto de habla; y luego de un silencio.

-Y en la danza, análogamente, hay una voluntad de movimiento; seguida de una acción; y luego de una espera.

A su vez, el momento de la acción, tanto en el habla como en la danza, es a la vez una invitación al otro: A que tome la misma actitud (cognitiva y pragmática) que nosotros en el caso del habla; En la danza, invitación a que el otro entienda el movimiento que se propone y lo acompañe. Porque sin ese acompañamiento, el baile no es posible.

Por eso, la primera poesía de este libro nos dice:

El Tango me recordó
que antes había danzado
con la Palabra

Ojalá que muchos más danzáramos con la palabra y no que la utilizamos como arma.

Lakoff y Johnson, dos famosos teóricos de la metáfora, en un bonito libro, mostraron que hay una metáfora que impregna todo el habla occidental, y es la metáfora de "una discusión es una batalla".

Esta metáfora aparece continuamente, por ejemplo, en expresiones como:

-"rebatí sus argumentos",
-"deshice su argumentación",
-"sus ideas tenían varios puntos débiles", etc, etc.

Y esto, inevitablemente, predispone lo que hacemos cuando hablamos. Porque en las metáforas hay un poder constituyente de realidad; poder constituyente que generalmente nos pasa desapercibido.

Hay que tener, por eso, mucho cuidado a la hora de elegir las metáforas que utilizaremos al hablar, pues están constituyendo el mundo. Es algo que avisaba también Pedro Salinas en un bonito poema (Amor, Mundo en Peligro, de su libro "Largo Lamento").

Una parte de la responsabilidad de que el mundo sea como es, está en las metáforas que nosotros utilizamos para describirlo. Por eso, decía Salinas, "hay que soñar despacio". Porque el mundo es muy frágil y nuestros sueños, es decir, nuestras metáforas, pueden destruirlo.

Como dicen Lakoff y Johnson, todo cambiaría, si concibiéramos las discusiones, los desacuerdos o los desencuentros, en términos de danza, por ejemplo. Las concebiríamos entonces como una sincronización, una búsqueda compartida de equilibrios, y no como una pugna por la victoria o por evitar la derrota.

Pues bien, ésto mismo es lo que María nos está diciendo: Una relación es una danza. Y vivir es danzar.

Y, por ello, tanto en el habla como en la danza, el malentendido es muchas veces consecuencia de la desincronización, de esos monólogos interiores que constituyen el diálogo.

Como dice el poema "Un desencuentro":

Si todavía no te he recorrido,
¿por qué esa ingenuidad en
preguntarme?
Y con la misma inocencia, paso.


Hablemos ahora del silencio

Dijimos que el momento final, tanto en un paso de baile como en un diálogo, es un silencio o una espera. El momento del silencio es fundamental para que tanto la danza como la comunicación sean posibles. Y muchos poemas del libro nos lo dicen. Porque en el silencio, uno vuelve a encontrarse con uno (mismo) y entonces espera a que el azar, que es la propia vida, le ayude a iniciar un nuevo despliegue. No trata de hablar lo ya hablado, de querer de nuevo lo querido.

Y sólo esa es una actitud, según el libro, auténticamente masculina, o sea activa y creativa, que, como dice un poema, sea capaz de imponer un auténtico silencio a la parte femenina. Es decir, al principio receptivo de nuestra propia personalidad. Un principio femenino que, entonces, se prepara para desplegarse una vez más.

Ojalá que Justo nos pudiera leer luego "El destino", uno de los poemas del libro en que aparece de modo más claro e inquietante, este papel generador del silencio.

De esta profunda intuición sobre el destino que María nos propone (si yo no la he interpretado mal), creo que podríamos extraer, además, un importante corolario:

-Y es que una persona tiene un destino prefijado, como en una tragedia, únicamente cuando no consigue crear momentos de espera en su danza.

-Y una persona es tanto más libre, cuantos más momentos de silencio o espera es capaz de crear. Pues hace nacer un nuevo destino con cada momento de silencio que abre, en ese desequilibrio inevitable producido por la acción.

Habría mucho que decir de ese juego, entre la parte activa y la parte receptiva de la propia personalidad. Que se da a la vez en la danza, en la vida, en el amor y en uno mismo. Porque el libro de María está lleno de ejemplos de ese jugar.

Pero, en lugar de hablar de ello, os invito a que cada cual lo vea en movimiento en el propio libro y extraiga sus propias impresiones. Y con ello, paso al cuarto nivel de posible lectura que comenté al principio: el de la autenticidad personal.


La autenticidad.

Hablamos antes del respeto por uno, del aprecio por uno, como punto de partida para poder amar y para poder vivir con otros.

María parece sugerirnos que ese respeto por uno es una cuestión de equilibrio: mantener una actitud auténtica, activa, no delegada, en los propios actos; y a la vez apreciar sinceramente lo que uno es realmente, no lo que uno debería ser pero no consigue ser en su presente.

Quizás la clave de la felicidad, al igual que la de la danza, esté precisamente en conseguir cierto equilibrio entre tendencias, que todos llevamos dentro. Al menos, eso creo deducir de muchos de los poemas de este libro.

¿Y cómo podemos conseguir ese equilibrio, en la relación con nosotros y con los otros?

Quizás todo consista, sencillamente, en empezar a mirar de una manera distinta, como hace este libro. Porque nuestra mirada constituye mundos, como si lleváramos ángeles en los ojos, tal como dijeron a su manera Rilke, Salinas y tantos otros poetas post-románticos.




La felicidad.

Y con esto llego al final, a un último punto, que quizá sea el más importante de los que quería comentar, y sin el cual, no se entiende completamente ninguno de los anteriores.

Y es que María, ella probablemente no lo reconocerá, pero estoy convencido de que ella es un ser especial.

¿Por qué lo digo? Porque ella, es feliz (no se trata de un halago, sino del reconocimiento de un hecho).

Yo pensaba que esto de ser feliz era cosa de 4 privilegiados. Pensaba incluso que era algo sólo accesible a monjes, a lamas, o a personas que, ya en su vejez, consiguen cierta serenidad filosófica, tras años de sufrimientos.

Pero cuál no sería mi sorpresa, cuando me encontré con que una de las mejores bailarinas de tango en Zaragoza, era una persona feliz (sencillamente y sin aspavientos).

En cuanto leí el libro ya me dio la sensación, porque todo el libro transmite una impresión de felicidad como redonda y estable. Pensé: "la persona que ha escrito este libro tiene que ser una persona feliz".

Pregunté entonces a amigos y familiares de María y todos me lo confirmaron: "María es una persona feliz". Algo que he confirmado luego yo mismo, al escuchar muchas veces de ella la manera que tiene de plantear las cosas. De plantear todas las cosas, independientemente de su dureza (Y también su manera de decir, con total sinceridad: "Me encuentro muy bien, Antonio. Cada vez estoy mejor"). Así de sencillo.

Así que este libro que tenemos entre las manos, puede ser muchísimo más importante debido a este detalle, que por todo lo que he comentado anteriormente.

Porque a alguien que es feliz, a alguien que es sinceramente feliz, merece la pena escucharle.





miércoles, 24 de octubre de 2012

Caminando en 1995

Escrito en 1995





Miedo, siento miedo y pregunto ¿Eres tú?
...pero un interminable silencio responde

Una conocida tristeza se filtra por el hueco de mi felicidad. ¿Eres tú?
...todo silencio.

En mi madurez te presiento cercanamente lejos. Desconcertada suplico otra vez ¿Eres tú?
...y vuelve la soledad del paisaje.

Pero un mediodía pleno, vacío de necesidades, llega a mis oídos la música de esta letra:
¡Era yo!




lunes, 22 de octubre de 2012

Sol@s

(Parque Bruil - Zaragoza)




En algunas etapas de la vida podemos encontrarnos aislados y no sabemos por qué. Lo entenderíamos su pudiesemos oir el motivo.


Tú sólo piensas en ti.

Pues piensa en ti, sol@.


miércoles, 17 de octubre de 2012

LUJO





Es un lujo el viaje vital con vosotros.

Las gracias son recíprocas.














domingo, 14 de octubre de 2012

A Juan José Millas



En su sitio, delante de mí, un batallón de palabras dispuestas a ocupar el lugar que les corresponde.

¿Soy yo o estoy en el corazón de Juan José Millas?




martes, 9 de octubre de 2012

Energías alternativas




Nos recargamos de energía positiva estando cerca de buena gente.

Antonio es una de esas personas interesantes que se agradece haber conocido.












lunes, 8 de octubre de 2012

A mi nieta






"No hagas eso. Te llamarán la atención" (dice tu madre)

"¿Y quien es la atención?" (preguntas desde tus dos año y medio).

Me llama la atención que has estado atenta, que has escuchado. Y ese es el camino hacia la autoestima.

Desde ahí podrás hacer lo que quieras, porque todos estaremos incluídos.



domingo, 7 de octubre de 2012

miércoles, 3 de octubre de 2012

jueves, 27 de septiembre de 2012

Ser como niños

Escribí la siguiente reflexión en 1989

Si un niño es capaz de jugar con igual seriedad estando solo que con otros niños, ¿cómo no voy a poder yo actuar como si estuviera en la mejor de las humanidades? ¿Qué importa si mi complementario -individual o colectivo- está o no presente, para que mi actitud sea, en cualquiera de los casos, la mejor.

           Ingenuamente se le advierte: "estás solo". Su inocente mirada responde: ¿y tú, con quién hablas?, mientras él sigue en su alquímico "juego de niños".

            Qué afortunado ser como ellos.


(La Rioja)

martes, 25 de septiembre de 2012

jueves, 20 de septiembre de 2012

Empezamos

Dibujo de Silvia Marchiano


El ritmo no es el compás y sin embargo son dos aspectos fundamentales de la música.

La huella no es el pie, aunque Eráclito uniese cielo y tierra afirmando que el sol tenía el tamaño de un pie humano.
Yo no soy el ombligo del mundo, pero solo puedo valorar a los demás según tenga equilibrada mi autoestima.

Con estas cartas, aunque pierda, gano.




***

martes, 18 de septiembre de 2012

Santiago Carrillo, se fue








Querido Santiago. Te echaré en falta.

Me gustaban las tertulias en las que participabas.

Saqué la conclusión de que es un combate inútil luchar contra los demás.

La conquista está en saberse conducir.

Hasta siempre.









***

domingo, 16 de septiembre de 2012

Respuestas







Quien tiene más recursos, está obligado a ofrecer sus respuestas a quienes la vida no les planteó esas preguntas.









***

sábado, 15 de septiembre de 2012

Conversaciones con David L. Cardiel







 


¡Qué bien oír hablar del silencio!

Una biblioteca es un santuario lleno de ideas. Cada libro quiere ser escuchado

En el autobús me acordaba de tu post. Me encantó esa descripción de la sala llena de posibilidades para encontrar autores con quienes conversar.

Por asociación de ideas, he recordado aquel “¿por qué no te callas?”  a modo de censura, como ejemplo de lo contrario a lo que propones en tu relato.

El silencio nos dice: “Calla para escucharte”

Es la única manera de entender a los demás.



***

viernes, 14 de septiembre de 2012

Nieve Andrea en el 2003



Andrea me preguntaba en un caluroso julio del 2003








¿Desde cuando escribes?

Es distinto escribir, que hacer público lo que escribo. Cuando era pequeña y tenía los mismos ataques de contentura que ahora, escribía mis impresiones y guardaba esos escritos en los cajones de mi armario.

Lo hacía con la intención de que si algún día me encontraba triste, aquellas notas fueran una eficaz medicina y pudiera recuperar mi alegría al leerlos.

Imagino que quien se los encontraría sería mi madre y tiraría los papeles a la basura, no sin antes guardar lo escrito en su cariño.

Mi madre ha sido una de las personas fundamentales en mi vida.








***

jueves, 13 de septiembre de 2012

domingo, 9 de septiembre de 2012

Propuesta de crecimiento en Madrid



(Canarias)


Leo en "El País (09.09.12)" un artículo de "José Marcos" sobre el buque insignia de Adelson en Las Vegas.

Según dice  "prohibe a sus trabajadores afiliarse a Culinay 226, el mayoritario del sector, "¿Sindicatos aquí?¿Para qué?"

Cuenta que ante una manifestación cerca de sus dominios profirió: "¡La acera es mía!"

¿Fué el mismo el que dijo en Madrid: "¡La calle es mía!"?

Creo recordar que no. Pero es la misma visión política que se resume en señores y esclavos.

¿¡De verdad que queremos este rumbo!?


lunes, 3 de septiembre de 2012

Más sobre enfados

Julio 2007









Se te ve enfurruñada.
¿Qué te pasa?

"Soy así", me respondes.

Repito la pregunta de otra manera.

¿Cuándo dejarás de mostrar esa actitud
para que los demás puedan ser ellos mismos?



*

sábado, 1 de septiembre de 2012

PEDRO J. BOSCH




















Quien deja sin sanidad a quien no puede pagarla carece de salud mental.







viernes, 31 de agosto de 2012

El Tango



El cielo sería el suelo...
Hay que bailar "a tierra".
Ceñirse a la realidad.
Así el suelo parece el cielo.


***

lunes, 27 de agosto de 2012

Gustavo Martín Garzo



Un amigo me envía este enlace





 y éste



domingo, 26 de agosto de 2012

Borges y el Tango


En junio de 1999 discutí, amigablemente, sobre Borges.




BORGERIAS
Le hicieron un homenaje en el 11º Festival Internacional de Tango en Granada. Antes había dicho:
 "Gardel y yo tenemos algo en común:
a ninguno de los dos nos gusta el tango"

Tiene incondicionales de sus ideas, aunque en 1976 dijo:

 "Yo no soy un pensador, soy un escritor y quizás un poeta"
           
Los entendidos dicen que es una de las mejores plumas de este siglo. En 1986 confesó:
"No hay escritor más aburrido que yo.
Es una gran equivocación que la gente me lea,
porque ni a mí mismo me gusta lo que escribo, nunca me he leído..."

 (Digo yo: La impotencia suele enmascararse con exceso de ironía)

¿Poeta? En 1984 había descubierto qué era la poesía:

"Al cabo de mis muchos años, he dado en sospechar que la entonación,
la voz del poeta,
es lo esencial de la poesía, no la metáfora o la fábula".

En su diccionario definió a Tagore como:
"Tramposo de buena fe. Invención sueca.
 Poeta de tercer orden que sólo se caracterizaba por vestir una túnica celeste".

            ¿No le gustó que Tagore, luz de la "Luna Nueva",
uniera su voz a las Brigadas Internacionales ?
En varias ocasiones confesó no haber sido feliz.


¿Serán tantos homenajes producto de "una alucinación colectiva"?




viernes, 24 de agosto de 2012

Rescate








Dese el autobús, delante de las instalaciones de los Bomberos, ví una pancarta que decía: "Rescatamos personas, no bancos". Gracias por ese sentido común.







lunes, 20 de agosto de 2012

Gabriel Jackson y la Ley Glass-Steagall







Leo en "El País" un excelente artículo de Gabriel Jackson titulado: "Perspectivas de la democracia a largo plazo" (16.08.12) 

Dice "Al ser el capitalismo un sistema amoral de comportamiento económico, no tiene importancia alguna para el presidente de un banco o para el gestor de hedge funds si alguien se hace multimillonario inventando un teléfono excelente, útil para millones de personas, o ganando su apuesta sobre el precio que tendrá el brócoli en los mercados de futuros recientemente establecidos".

Posteriormente cita la "Ley Glass-Steagall".

Recuerdo a unos vecinos. Eran cuatro. Tres de ellos trabajaban sin descanso. El cuarto, ludópata, disponía de los tres sueldos que le duraban pocas horas. Afortunadamente lo ingresaron.

No sé por qué he relacionado ese pasaje si no tenemos manicomios suizos.




domingo, 19 de agosto de 2012

Solidaridad









un, dos, un dos, un dos...

El Uno deja de serlo para que también sea el Otro.
Es la única manera de seguir siendo.

Un dos, son Dos unos.



¡Qué vital es la empatía!









***

viernes, 27 de julio de 2012

J.A. GONZÁLEZ CASANOVA

 

 


Agradecimiento

María Bernad Echeverría
valoración
Estaba indignada. Discuto y trato de explicar cómo veo la situación politica actual. Por casualidad, una amiga me enseña la revista El Ciervo y allí encuentro la referencia de este libro. No os podeis imaginar cómo lo he disfrutado. La información es poder, indudablemente. Poder explicar con coherencia lo aparentemente absurdo. Estoy de acuerdo en esa certera visión de la historia politica española. De acuerdo con las últimas reflexiones referidas a la psicología de quien se comporta como ellos lo hacen.

Os agradecería que trasladaseis al autor mi felicitación y mi cariño.
María Bernad

domingo, 22 de julio de 2012

Sueño y vigilia






Conversaciones con David L.Cardiel

Una película “Los sueños de Akira Kurosawa “ me entusiasmó.

Yo también he vivido en paralelo esa relación vital entre sueño y vigilia.

Sus mensajes son las semillas del conocimiento propio, de la conciencia, de la madurez Esos frutos de los que se alimenta la felicidad.





viernes, 20 de julio de 2012

Conversaciones con David L.Cardiel






 
Cuando han hablado mal de mí, siempre me ha parecido injusto. Lo mismo que le ocurrirá a todo el mundo. Cada cual hace lo que puede y para entenderlo tendríamos que ponernos en el lugar del otro. Seguro que matizaríamos la crítica.

Las piezas de un reloj encima de la mesa son un guirigay. Si se caen al suelo, ni te cuento. Cada una en su sitio laten con el corazón del tiempo. Cada pieza es la misma en la mesa, en el suelo y formando parte de un reloj funcionando.

Escuchar es algo básico y al mismo tiempo difícil. Oímos el guirigay de los demás porque no nos escuchamos, pero al mismo tiempo no nos escuchamos porque oímos en los demás lo que NO dicen.

Ya sé que esto es un guirigay, pero no quiero perderme el reto de intentar colocar en su sitio esas piezas que mal puestas no me dejan oír el corazón del otro.

¿Qué pensabas, que no iba a decir nada?

Un abrazo
María