miércoles, 30 de octubre de 2013

greenpeace.org/el-artico-se-derrite





Con mi agradecimiento a Roberto Cáncer por compartirlo conmigo.














sábado, 19 de octubre de 2013

sábado, 12 de octubre de 2013

Proyecto cartel Fiestas del Pilar 2001 - Pedro Yus



Recordando a los amigos



¡Que cada uno escriba lo que quiera!...
nos dice Pedro Yus
y nos presta un inocente lápiz con que pintar sonrisas.

¡Que cada uno encuentre su lugar en ese espacio libre!...
y muestra una corona como señal del cielo.
Nunca lo virginal estuvo tan cercano.

 En nosotros, queridísimo Pedro,

ya comenzó la fiesta.







sábado, 5 de octubre de 2013

Aragón como centro vital


Se hablaba de Darío en aquella entrevista de Joaquín Carbonell a Eloy Fernández







jueves, 3 de octubre de 2013

Espíritu deportivo




Asisto como espectadora privilegiada al VII Maratón de Zaragoza. Se me ocurre definir tres etapas distintas en este largo recorrido.

Primera.- Los preparativos para ser corredor de fondo. Las dudas, seguridades y vacilaciones, tal cual nos pasa cuando nacemos y estamos protegidos por aquellos que saben de qué va. Es interesante verse rodeado de la familia, los amigos, los lugares comunes. Tomar nota de aquellos que tienen más experiencia. Entrenarnos.

Segunda.- Un largo trecho lleno de razones para seguir adelante. No falta el avituallamiento y los ánimos de quienes son testigos en este reto compartido. Llegada al “Rubicón”.

Tercera.- La más difícil. Estamos solos y tenemos que decidir si seguir adelante sabiendo que al final quien decide de verdad es nuestra naturaleza y que en cualquier momento puede “desplomarnos”.

No estuve presencialmente en esta carrera. Lo hice a través de la crónica que un compañero tuvo la amabilidad de compartir conmigo. Recorrí todas las líneas como si yo también hubiese estado corriendo. Le agradecí a Ángel (en esos momentos “su ángel) que le acompañara solidariamente en esos difíciles momentos. Me emocionó pensar en la emoción de su mujer y su hijo y el orgullo que él experimentó por haber llegado primero a su cariño.

Merecieron la pena los madrugones, las dudas, los dolores… porque lo importante no es ganar sino participar.

¿Queremos ganar a toda costa o que gane el mejor?
Si gana el mejor nos representa a todos y todos ganamos con él.


La otra opción ya la conocemos y no merece estar en esta crónica.