jueves, 9 de noviembre de 2017

BUENOS COMO DECÍA MACHADO.

(Almonacid de la Sierra)




Me atrevería a decir que la creación del primer hombre la hizo un alfarero. Y lo creo, sencillamente, porque quien está más cerca de la tierra interpreta mejor a su naturaleza.

Como ese dios tiene mucho mejor carácter que el atribuído por la historia, seguro que asumió el riesgo y firmó su obra “con el alma”.

Alguna vez se quedó mudo al comprobar que alguna de esas piezas llevaban la rúbrica incorporada.

En esas ocasiones soñaba con acariciar entre sus manos la materia y jugar a dejarse sorprender por ese barro que tenía vida propia. Siempre le despertaba una lejana risa repicando a gloria.

Por eso Bernard Shaw dijo. “Cuando Dios creó el mundo vio que era bueno”.

Ser buenos es lo mejor que nos puede pasar... y a dios, porque entonces los hechos se llenan de color, de luz y de alegría.



Y colorín, colorado, esta historia no ha acabado.











miércoles, 8 de noviembre de 2017

MANUEL MUÑOZ FARRIOLS



(Ordesa vista por Manuel Muñoz)







Todos tenemos sitio en este País


































NIÑOS - ALBA EN EL 2003

En el 2003





lunes, 6 de noviembre de 2017

CONVERSACIONES CON JOSÉ



Noviembre 2001
Los amigos son hospitalarios.
Acepto bien los piropos porque entiendo que quien elogia se elogia.







A José

"Estas fea", me dices
(resumiendo).

Por el tono, descubro que no es un reproche a mí
(¿por qué te cortaste?)

sino de sorpresa:
¿por qué te ocultaste? (a la belleza).

Ahora me asombro yo al descubrir
que tienes un lugar para ella
(¿por qué no te quedas?)

¡Qué generoso has sido!
(Si lo llego a saber, me corto el pelo antes)

Por favor,
vuelve a decirme fea.



domingo, 29 de octubre de 2017

RECUERDO DE PASADOS ENCUENTROS - AÑÓN 2006



Sábado, 29 de julio de 2006

Begoña Lavilla está desarrollando un proyecto de Casa Rural en Añón, un pueblito del Moncayo. Se ha encontrado con algunos problemas que podrían decirse de brujas y para conjurarlos tuvo la buena idea de organizar una milonga. Allí estuvo ¡cómo no! El GaraGe.


Es bueno llegar al tango por distintos caminos. Desde esta idea José Cajal y Pedro Soria organizaron una ruta matinal llena de sorpresas.


Empezamos siendo dieciséis y Malena. 

Subimos hasta una de las presas que hay en el Moncayo y en el trayecto disfrutamos como niños. Malena descubriendo setas. Aquilino nuevas rutas. Marcial avellanos. Orlando nuevas “discusiones” con Marcial. Eugenio tuvo el detalle de no ejercer como geógrafo y dejó que las zarzas nos acariciaran. Begoña estuvo todo el tiempo encantada con las peripecias de su pequeña. Aurora y Carlos coincidieron en la buena idea de llevar frutos secos para reponer las energías perdidas.

Durante el recorrido vimos madreselvas en flor. A dos Elenas empapándose por igual en la lectura de la naturaleza. A Julia, como una sirena, no queriendo salir del agua y arrastrándonos a tod@s. Encontramos especies protegidas. Disfrutamos de la Teresa de siempre junto a un Pedro mucho más relajado.


La hospitalaria Marimar conquistó al tiempo, que fue magnífico y al jefe del restaurante que por ella nos hizo un menú especial.


Así, sin parar, toda la mañana.


Por la tarde fuimos creciendo. Los treinta que estuvimos en la milonga ya éramos “los del GaraGe”. Cambiamos el decorado del Ebro por el Moncayo y nos preparamos para bailar con la misma magia de siempre. Empezó a llegar un público sorprendido por esta novedad. Tangueamos mucho tiempo hasta que nos quedamos solos, no porque les cansásemos sino por imponerse la hora de cenar que para los vecinos de Añón es sagrada.


Sentados en unas mesas al aire libre, nuestra anfitriona y sus amigos compartieron con nosotros todo lo que tenían (que fue mucho) y en los postres prometimos volver. Desde aquí les agradecemos su generosidad.

A Begoña Lavilla, para darle ánimos, le recordaré la opinión de Bécquer sobre las mujeres de Añón en su quinta carta escrita en Veruela el 24 de junio de 1864:


“…si una vez se ha visto una añorera, es imposible confundirla con las demás aldeanas…
“Acostumbradas casi desde que nacen a saltar de roca en roca por entre las quebraduras del monte, su pie adquiere esa firmeza peculiar de todos los habitantes de las montañas, hasta el punto de que algunas veces da miedo cuando se las mira atravesar un sendero estrecho que bordea un barranco, emparejadas con el borriquillo que conduce la leña, y saltando de una piedra en otra de las que costean el camino. Así andan las leguas, tal vez en ayunas, pero siempre riendo, siempre cantando, siempre de humor para cambiar una cuchufleta con sus compañeros de viaje. Y no hay miedo de que su cabeza vacile al atravesar un sitio peligroso, o su ligero paso se acorte al llegar a lo último de la penosa jornada; su vista tiene algo de la fijeza e intensidad de la del águila, acaso porque como ella se ha acostumbrado a medir indiferente los abismos; sus miembros endurecidos con la costumbre del trabajo, soportan las fatigas más rudas sin que el cansancio los entorpezca un instante”. (Gustavo Adolfo Bécquer. Cartas desde mi celda).

(No os perdáis estas excursiones)





miércoles, 25 de octubre de 2017

SOBRE "EL TANGO CON DARÍO"




El comienzo

Empezaré fuerte. La vida es el parpadeo de la conciencia.

Habréis oído decir a Machado: "los ojos en que te miras, son ojos porque te ven".

Nos sentimos observados y cada vez que he seguido el perfume de ese rastro me ha llevado al mismo sitio. Al centro de mi corazón, donde tú, mi cariño, te habías escondido.

Su historia

Dicen que el tango está unido a un sentimiento penoso: abandonos, olvidos, desengaños... Tengo oído que hay a quien no le gustaba verlo bailar por las caras tan serias que ponían los ejecutantes.
No es cierto. 

La tristeza es una de las muchas cuerdas que el tango hace sonar, porque la alegría, como toda luz, tiene su sombra. Y si algo hay de lo otro será por provocar, como Tanatos (la muerte) cuando nos asusta.

Pero es éste, un libro alegre, que nos cuenta (también a su autora) el desarrollo feliz de un encuentro amoroso. Y lo hace combinando palabra y música. La música como líquido amniótico del verbo. El lenguaje como una erótica insinuación a la conciencia para que construya su hogar en el corazón de quien habla. Y lo consigue, porque quiere quedarse hasta en la última página que habla de epitafios.

El silencio

¿Quién no ha oído el silencio? Este es uno de los aspectos más importantes del tango. Ese espacio en el que habita la inocencia. Donde, como dice Darío: "todo está ahí para ser adivinado".  

Habréis oído decir a Machado: "Converso con el hombre que siempre va conmigo" Estoy segura de que con "él" hablaba de "ella". "Ella" era el silencio.

La conversación

Silencio y conversación. Para que la danza adquiera el nivel de conversación, es fundamental escuchar la señal del compañero. Escuchar... para dejar que el otro escriba  sus mejores notas y así, leerse. ¿Cómo leerse? Imprescindible la distancia. (No se puede leer con la cuartilla pegada a la cara).

La distancia

Habréis oído decir a Rilke: "La mayor distancia es la que existe entre hombre y mujer" 

Pero ¿cómo saber que se alcanzó la distancia justa?  

Yo lo sé cuando oigo mi nombre.

En origen, han dicho los científicos, el mundo vibró como una nota musical entre dos explosiones. Una explosión -el Bing Bang es una pequeñez- producida cuando se encuentran dos opuestos. 

Oir el propio nombre en una voz enamorada, dicen, fue el verdadero origen de la música.


El libro

Palabra y música. De eso trata este ramillete envuelto como un regalo en una edición preciosa de la que "Impresionarte" (quienes lo han confeccionado) están tan contentos como yo.
Cómo creció

Mi hija fue la primera en oír todas y cada una de las páginas de este libro. Y cuando me las devolvió entre risas y asombro, la sorpresa fue mía al comprobar que estaban intactas las ideas. Que había resistido, como si ya fuera un libro consagrado, el viaje de una generación a otra.

Pasado este bautismo, lo llevé a Buenos Aires. Allí lo publicaron junto a otras ideas y se encontró tan cómodo que pidió repetir la experiencia. ¿Y quién le niega a un libro que "sea" para lo que ha nacido? Pues sí hay quién. Las editoriales que todas se negaron. (Tampoco fueron tantos los intentos). Pero ahí estaba yo, su autora y todos los amigos empujando a que me decidiera a publicarlo.

Prevengo:

Este libro tiene el color muy fuerte. El rojo nos recuerda la pasión y su peligro: perder esa pasión por no tener el equilibrio contrastado. 

Al mirarlo puede uno enamorarse, porque desde él, quien mira parece nuestro espejo.  La belleza siempre lleva línea de retorno.

Advierto:

Al leerlo puede verse como las palabras cambian de lugar, van y vienen de una idea a otra, incluso alguna vez tropiezan con la trampa de los puntos suspensivos ... pero ahí está el implacable ritmo que impone sus espacios, sus silencios y evita, de esta forma, el atropello de un montón de ideas menores que también querrían estar en los papeles.
Animo:

A encontrar el espacio, que para todos hay y a releerlo. No se escribe entre líneas de repente. Y eso hay que leer, lo que cada uno escribe en lo que lee.

Epílogo 



 La fuerza de los enamorados está en que el amor ni se da, ni se pide. Sencillamente se acepta.



miércoles, 18 de octubre de 2017

LA DANZA

martes, 10 de octubre de 2017

FIESTAS DEL PILAR 1999 Pedro Yus, un artista con alma de niño.




Un cartel que no dejó indiferente a nadie.



Darío y sus provocadoras crónicas.








Un final feliz.













lunes, 9 de octubre de 2017

PROYECTO CARTEL FIESTAS DEL PILAR 2001 - PEDRO YUS



Recordando a los amigos



¡Que cada uno escriba lo que quiera!...
nos dice Pedro Yus
y nos presta un inocente lápiz con que pintar sonrisas.

¡Que cada uno encuentre su lugar en ese espacio libre!...
y muestra una corona como señal del cielo.
Nunca lo virginal estuvo tan cercano.

 En nosotros, queridísimo Pedro,

ya comenzó la fiesta.







FIESTAS DEL PILAR - ZARAGOZA 2009

Recordando a PEDRO YUS


(Proyecto de Cartel 2001 - No elegido)
(Autor: Pedro Yus)

Que cada uno escriba lo que quiera
nos dice Pedro Yus
y nos presta un inocente lápiz con que pintar sonrisas.

Que cada uno encuentre su lugar en ese espacio libre
y muestra una corona como señal del cielo.

Nunca lo virginal estuvo tan cercano.

En nosotros, queridísimo Pedro,
ya comenzó la fiesta.

viernes, 6 de octubre de 2017

HABLAMOS

 
 
 
 
 
 
 
 

sábado, 2 de septiembre de 2017

domingo, 27 de agosto de 2017

CARTAS A JULIA - E.T.





Zaragoza, 14 de agosto 2017
 

Marimé es muy ma-ji-ca. Me atiende muy bien, pero me aburro un poco porque siempre me cuenta las mismas batallitas. 

         Querida Julia, te echo en falta. Tú eres MÁJICA (¿ves el acento?) 

         Cuando estoy en tu casa me divierto mucho porque cada día descubres algo nuevo. Es emocionante oírte cantar, bailar, hablar… por eso quiero estar contigo. 

                   Vengo de otro mundo y al principio me sentía muy triste al ser distinto y haber perdido a mi familia y a mis amigos. Todos se reían de mí por tener esta cabeza tan grande y el cuerpo pequeñito. Lloraba y lloraba señalando la dirección para ir a mi casa aunque nadie me entendía. 

                            Entre vosotros encontré mi hogar. 

                  Sé que piensas igual que yo. Que en el Universo hay muchos mundos distintos pero iguales en las emociones. Que a todos nos gusta que nos quieran, nos ayuden, nos perdonen y si hacemos lo mismo con los demás la Vida es una Fiesta. 

         Querida Julia, quiero estar contigo. Le he dejado una cartita a Marimé diciéndole que también la quiero y que nos veremos en tu casa. 

                            Un fuerte abrazo
                                                                                                                                                                                                                                               E.T.

 

domingo, 6 de agosto de 2017

HABLANDO CON UNA AMIGA EN EL 2007


Querida Amiga. Me seducen las matemáticas. No soy capaz de seguir más de dos pasos el desarrollo de sus planteamientos (pues me falta una base que ahora es imposible adquirir), pero escucho la música que les acompaña. Leer sobre el placer que supone descubrir un nuevo número primo me parece cercano. Constatar que cualquier diferencia en la altura está equilibrada por una igualdad en el punto de partida me remite a la palabra justicia y que dos y dos siempre sumen lo mismo “suena” a seguridad.

Esta perorata para cantarte el “cumpleaños feliz” y además contarte un cuento.

Érase una vez un “uno” que parecía primo, pero “una” visión inteligente le quitó ese “san benito” que no le correspondía y le dejó desnudo.

La naturalidad atrae y un tres (primer primo por derecho) quiso acompañarle. Hay amistades que potencian por sumar pasión e inteligencia y como éste era el caso, sus dimensiones vibraron espacialmente.
Ello provocó una fecunda lluvia de nueves.

Ante semejante espectáculo ese UNO decidió tomarse todo el tiempo del mundo para no perderse nada, y decidió empezar de “cero” (pero desde un cero despierto). Sumó su soledad a la fiesta cósmica y ...

¡¡¡ohhhhhh!!!

Querida amiga, mis diecinueve también te abrazan.



***

martes, 18 de julio de 2017

CONVERSACIONES CON UNA AMIGA


(Ana Notivoli)





El poder

Y otra vez el gobierno
en su infinita potestad,
decide sobre luces y sombras.
Como por decreto real
ordena al firmamento
que retrase una hora su devenir,
marca la cadencia de crepúsculo y alba
ignorando los biorritmos
en pro de una jornada
economizante   
     eficiente
        deshumanizante
y altamente
              r e n t a b l e
(según sesudos economistas,
maestros de mercado
y agentes de bolsa).

Controla la salud decidiendo
cuándo y cómo
la gente debe enfermar:
en octubre, vacuna de la gripe;
en diciembre, todos con la gripe.
¡Viva la gripe, que nos tiene entretenidos todo el invierno!,
nos enseña a compartir con propios y ajenos
la variedad de virus mutantes
diseñados para ser invencibles un año más,
nos hace sentir integrados
y, sobretodo, jodidamente enfermos.

En primavera, alergias:
polen, ácaros, gramíneas,
color rosa,
granos,
depresión...¡Ah, el amor!.

Y el verano invita a insectos y reptiles
sembradores de pánico,
vuelve la tragicomedia del pescador pescado,
los golpes de calor
y los puntoycomas etílicos.

Una esquina remota de mi cerebro
alberga la araña que remienda
el sueño de libertad de una niña.

Pilar




El querer

Vé a esa esquina.
Te diré.
Me dirás: “no es tan fácil”

Intenta volver de ese sueño
sin romper ningún hilo y
vé a la vigilia.

Colócate en tu centro
e imagina
sin fantasear.

(La fantasía es la trampa de Aracne)

Recorre cada una de tus acciones
sin perder de vista su origen:
la actitud.

Verás que esa esquina
era un centro
y verás otras cosas

Si oyeras la súplica de una niña,
abrázate.
Eres tú.









miércoles, 28 de junio de 2017

SIN FINES DE LUCRO




Si seguimos al pie de la letra las pautas marcadas por el Ministro de Educación, el siguiente paso serán los matrimonios de conveniencia.

Como vacuna ante las declaraciones de José Ignacio Wert en febrero de 2013,  os recomiendo este magnífico libro.











lunes, 26 de junio de 2017

DUMBO - ABDUL y PAPA NOEL

Tendremos que leer tres veces, como en los cuentos, para llegar a escuchar la música de esa letra.



(El Peine del Viento - Eduardo Chillida)

https://tangoconmaria.blogspot.com.es/2016/05/3-dumbo-abdul-y-papa-noel.html

viernes, 23 de junio de 2017

miércoles, 21 de junio de 2017

UN CUENTO PARA LEONA - Julio 2003





Don Perfecto
Érase una vez alguien que oyó a un sabio decir:
“la perfección es ser”

Un eco le respondió:
¡perfecto!

Una plumilla tomó nota:
La perfección es ser, ¡perfecto!

En ese momento a un tercero la coma le incomodó y para marginarla dejó la frase en brazos de la redundancia:
La perfección es ser perfecto,

Ahora quien estaba incómoda con esa angaripola moral, era la idea de ser.
Llamó a los puntos suspensivos que intervinieron inmediatamente poniendo orden en esa idea.
Bueno... don perfecto... en realidad... ser... es otra cosa... es... bueno...

Como los puntos suspensivos eran unos pedazos de pan (migas, pero pan al fin) permitieron a don perfecto salirse por la tangente y escuchar lo que alguien decía:

“Yo quiero que tú seas, y ser contigo”.

En ese momento, la poetisa, principal conocedora de las abstracciones de la mente humana, que también estaba escuchando, tomó nota a su vez de lo que acababa de oír.

Tras leerlo varias veces, liberó su deducción al aire:
“La perfección es ser”,
cerrando así el círculo en el que vivía Don Perfecto.

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado.


lunes, 19 de junio de 2017

¡LOS CUENTOS!

En el 2002 recibí esta carta de una querida amiga, que empezaba así: "Ahora que tienes tiempo, te voy a contar un cuento.




Es una versión libre para la radio de una de las historias que contaba mi abuela. Aunque soy incapaz de reproducir exactamente los sonidos de una noche cualquiera hace... 35 años? Escribiré lo que recuerdo. el tìtulo podría haber sido: "Los tres grandes bienes" o "El sueño de cualquiera"

Había una vez en un lugar muy lejano, un rey muy bondadoso al que todos querían y respetaban. Aunque en el país todo iba bien, el rey no era feliz. Empezó a perder ilusión por casi todo y a preocuparse por pequeñas cosas. La preocupación se fue convirtiendo en obsesión y más tarde cayó en una severa enfermedad. Estaba triste y nadie sabía qué hacer por él.

Tenía tres hijos, apuestos caballeros que veían de distinta forma la enfermedad de su padre.

Al mayor le parecía una manera natural de renovar el reino y de paso le permitiría demostrar sus dotes como hombre de poder.

El segundo era un entusiasta de las flores y la música. Vivía en una mansión-invernadero y gustaba de dar "Fiestas Verdes", una excusa perfecta para deleitar todos los sentidos. El tema de su padre lo oía pero no lo quería escuchar, era demasiado doloroso y él era muy frágil.

El menor siempre había sido el preferido del rey. Inteligente, sensible y vital, no estaba dispuesto a ver como su padre se consumía en una melancolía cada vez más profunda, así que decidió consultar con el más anciano del reino.

- El rey sólo podrá recuperarse cuando posea las tres llaves de la felicidad.
- ¿Y cuáles son? preguntó el joven príncipe.
- Al verlas, sabrás distinguirlas, te lo dirá tu corazón.

Con ese enigmático mensaje y mucha volutnad, decidió partir el infante con la única compañía de su bravo caballo árabe.

Pasaron los días, las semanas, los meses, cabalgando sin descanso y claro está, esperando una señal.

Un buen día, duando estaba bebiendo agua en un manantial, apareció una vieja de aspecto mendicante y voz ronca.

- ¿Qué hace tan noble caballero en tierras tan fértiles y solitarias con ese escuálido rocin?
- Hidratarnos para poder continuar el camino que nos llevará a las tres llaves de la felicidad.
- Me gusta tu entereza y tu decisión. Has sido paciente y leal... Aquí tienes las tres llaves.
Si continuas por aquel sendero llegarás a un castillo. Mira bien en tu interior, solo tienes una oportunidad para hacer coincidir cada llave con la puerta que le corresponde. De cada habitación solo puedes elegir una cosa, si vuelves a por más o te equivocas de puerta, la maldición caerá sobre ti y permanecerás atrapado en el castillo para siempre. Si lo consigues tu padre sanará y tú verás recompensado tanto esfuerzo.

Eufórico y con las llaves en la mano, cabalgó a toda velocidad hacia un destino incierto.

El castillo, venido a menos, tenía una entrada de fácil acceso y como le había dicho la anciana, todos los pasillos tenían puertas y todas eran aparentemente iguales. Se tomó su tiempo hasta que decidió las tres puertas.

La primera llave abrió sin problemas. Miró y no podía creérselo.Había miles de animales paseando por la inmensa estancia. Paseó despacio mirando la fauna que le rodeaba, no dudó al ver el caballo más bello que jamás había visto. Era blanco y destacaban unas alas enormes con todos de arco iris. Cogió las bridas y salió de la habitación.

Con la segunda llave tampoco tuvo dificultades. Miró y esta vez no se sorprendió tanto... volvía a ver miles de animales, pero a diferencia de los otros, estos hacían cosas inusuales en el mundo real. Los búhos hablaban de filosofía, los gatos patinaban, había osos que pintaban con oleo... entre tanto prodigio escuchó un sonido delicioso y envolvente. Era un loro pequeño y gris capaz de reproducir según el momento la mejor música que nadie compuso. Lo acarició y salió seguro de haber elegido bien.

Quedaba solo una llave y empezó a estar nervioso. Respiró profundamente al meter la llave en la cerradura. Bien, abrió girando con entereza la muñeca, estaba ante su última elección. Cerró los ojos (era mucha responsabilidad) y al abrirlos, los cerró de nuevo... ¡Cuántas mujeres! ¡Qué atractivas son todas! ¡Y de todas las razas!

Aquí tuvo menos duda que en las dos ocasiones anteriores cuando vió en el aire, bailando con frenesí una figura escultural bajo una túnica de seda blanca; al girar, olservó a la mujer más hermosa que jamás había visto. Tenía piel de melocotón, la mirada profunda y unos labios para entretenerse en ellos. Nunca tanta armonía había tenido una imagen de paz más coneguida. Le dio la mano y dirigiéndose a la salida, cerró la puerta.

¡Lo había conseguido! ¡Era fantástico! Pensó que tenía todo lo que cualquiera puede desear.

- Un caballo que vuela y puede llevarte donde desees. Libertad.
- Un loro que sonigue las melodías adecuadas en cada momento de tu vida. Música de fondo para siempre. Alegría.
- Una mujer bella e inteligente y que además transmitía serenidad. Amor.

Montó sobre el caballo llevando al pájaro en el hombre y sintiendo a la mujer en su espalda. Solo tuvo que susurrarle donde iban, para que se elevaran sobre las nubes dejando en pcos minutos una inmensa estela dorada que se veía en todo el reino.

Su padre que estaba recuperándose por momentos, le preguntó por su larga ausencia y él le explicó todo lo ocurrido.
El rey en ese momento, estuvo seguro de dos cosas. Que su hijo había sido inexorable en su objetivo y que todos iban a ser felices... aunque dudaba si comerían perdices, por aquello de que él prefería un reino verde respetando a todo bicho viviente.

COLORIN, COLORADO, ESTE CUENTO SE HA ACABADO. "

lunes, 12 de junio de 2017

BUENOS DESEOS

(Alfonso Arpón)


Que se cumplan todos vuestros deseos,
escuché.

Siempre que nuestros deseos no sean un obstáculo
 para que los demás puedan cumplir los suyos,
pensé.








***

miércoles, 24 de mayo de 2017

15 - LISTA o INTELIGENTE



LETTERS TO JULIA

            Dear Julia, some days ago you wanted to know what I like most in Eugenio and I told you: “I like him to be like he is”.

            The reason is, that way, I can be the way I am.

            Another of your questions was the meaning the word “politics” has for me, and I answered: “the way of rulling society”.

            It´s very remarkable your interest in receiving information.

            Yesterday on the tram I took part in two kids´conversation and raised the difference between “clever” and “intelligent”.

            -“It´s similar”, they answered.
                        -“No, it´s not”, I told them.

            Intelligence is inter-binding the best options and being clever is realizing what is happening.

            Today, having a walk, I´ve remembered BEING is the essence and EXISTING the existence and I´ve concluded the following:


            Dear Julia: “You Are Ready to Be Intelligent”.




miércoles, 17 de mayo de 2017

14.- EN EL AUTOBÚS


Septiembre 2005






Una Niña


Estaban sentados cerca de mí y me llamó la atención su hablar preciso, con un tono propio de su edad, no más de cuatro años.
Jugaba con él y le ganaba en la carrera de romper burbujas de aire, esas que protegen cualquier cosa que se deje envolver.
Me sorprendió oírle decir:
"Papá, yo no quiero ir al cielo,
porque allí no veré a mis amigos, ni a ti, ni a mamá"
Él supo salir airoso y contestó:
"En esa altura se ve todo,
incluso puedes volar como los pájaros".
Ella crecía en entusiasmo y con una convicción que provocaba celos divinos exclamo:

"¡Es que dios es el mejor!".
Su padre siguió el juego:

"Es tan bueno que nos pone un ángel de la guarda para cuidarnos"
y le puso ejemplos de peligros pasados en los que ella se hizo menos daño por estar protegida.
¡Era eso! (susurró), y rápida, como si tuviera alas, recordó el día que le pisó y no hubo ninguna herida, a pesar de que el dedo más pequeño de su pie había quedado debajo de su zapato-apisonadora.

¡Qué chuli es tener ángel de la guarda! exclamó alborozada. 
(No vi la expresión de su padre, pero seguro que sonreía.)
Cuando pensaba que esta animada conversación ya había terminado, ella nos sorprendió a los dos:
"Papá ¿quién es el ángel de la guarda de Dios?" 
No hubo duda en la respuesta. Casi susurrando le dijo:

"Tú, hija mía, tú eres ese ángel". 
Bajé del autobús. La mañana era cálida y había un extraño silencio. Era cierto ¿dónde iba a estar dios mejor guardado que en aquella bondadosa pregunta? Dicho lo cual no di el juego por terminado.
 
¿Quién preguntará por ella para que ese dios pueda volver a ocuparse de la responsabilidad que le corresponde?
*




A Little girl
They were seated near me and her precise way of talking attracted my attention, with a tune typical of her age, no more than four years old.
She played with him and won the race, breaking air bubbles, (those that protect anything prone to be wrapped).
I was surprised when I heard her say:
            “Daddy, I don´t want to go to heaven because, there, I won´t see my friends, or you, or mum”.
He knew how to come through unscathed and answered:
            “From above you can see everything, you can ever fly like a bird”.
She got more and more enthusiastic and, with a conviction that made heaven jealous, she exclaimed:
“God is the best!”.
Her father played along with her:
He´s so good to put a guardian angel to take care of each one of us”.
And he put examples of past danger, when she damaged less for being protected.
That was it!, (she whispered), and fast, as if she had wings, she remembered that day, when he stepped on her and there was no injury, despite her smallest foot toe had been under his steamroller-shoe.
“ How cute is having a guardian angel!”.
She exclaimed, full with joy.
(I didn´t see her father´s expression, but I´m sure he was smiling).
When I thought this lively conversation was over, she surprised all of us:
            “Daddy, who is God´s guardian angel?”
There was no doubt in the answer: fast whispering, he told her:
“You, my daughter, you are that angel”.
I got out of the bus. The morning was warm and there was a strange silence. It was true, where was God going to be better than in that good-natured question?.
Said it all, I didn´t think the game was over.
Who will ask God to be able to deal with the responsibility that falls to him again, for her?.
 
(Traducción: María Rubio)