sábado, 30 de diciembre de 2017

BUENOS DESEOS

Fragmento de Belén/Lourdes Español

El deseo es una de tantas migas de pan-felicidad que la vida siembra en nuestro camino, para que no perdamos su pista.


Por eso deseo que sigas ahí, en ti, aunque yo no te vea.


Y que el año nuevo traiga madurez para compartir lo que tenemos. 




***

miércoles, 27 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 10

Prestando voz a quien no la tiene.




Argumentos para una separación


Hemos recorrido juntos un largo camino y dibujado una vida en común felizmente fecunda. En la última etapa hubo un cambio imperceptible de vía que nos ha situado en paisajes distintos.

Tenemos dos cristales. Donde uno ve monte, el otro dibuja una llanura y no hay forma de lograr un acuerdo entre dos realidades que se incomunican por los torpes reproches a quien nos deja, por seguir su camino.

A primera vista no se entiende nada. Desde lejos no se ve la realidad de lo que ocurre y hay que acercarse a todos y cada uno de los hilos para ver donde se formó el nudo de esta historia.

Deberíamos, serenamente, desandar lo andado, para encontrar el momento en el que nuestro jefe de estación cambió las vías. El amor es el bailarín más experto en cuyos brazos solo una cosa se puede hacer: ver lo que se hace.

Para conseguir esta lucidez nuestra naturaleza hará lo imposible. El conflicto está en que a nadie le es permitido sustituir al otro en su trayecto. Es cada uno, en primera persona, quien debe tomar las riendas de su vida, asumiendo cualquier riesgo. En mi equipaje tengo la certeza de que se ama sin pedir nada a cambio. Mas aún, recordando que nos dieron sin estar obligados. Que somos mendigos del amor y que el empleo es fijo. Que se quiere sin red y ese es el riesgo. Recíprocamente, el destino nos guarda un lugar preferente en nuestro centro, al que siempre podemos retornar. Solo en ese giro hacia la inocencia podremos descubrir en qué momento se dio la vuelta Eros, para “alejarse un poco” y protegernos de aquella seducción que pudiera despistarnos demasiado de nosotros mismos.

En la bondad de la vida ya estamos encontrados. ¿Por favor, me das algo?


















***/***

martes, 26 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 9

En el 2000




Amanece un precioso día que deja ver cómo todo está en su sitio. Todo, menos yo.

Me siento extraña, extranjera de mí misma y, tras unos momentos de parálisis, decido adentrarme en este oscuro paisaje en el que hay que ejercitar las pupilas para recoger cualquier brizna luminosa que conjure este miedo infantil.

Nadie me exige nada, por lo que puedo marcar mi propio ritmo, empezar,otra vez a caminar.

Pero hacerlo no es hilvanar un paso tras otro sino secuenciar la vida. Repetir, con estilo propio, respuestas a preguntas que ya dió el ser humano y que por darlas "es".

Pero a veces no sale y me tropiezo y es cuando hay que saber llevar con dignidad las heridas y, sobre todo, el ridículo en el que la forma de caer nos dibuja en el otro. Se supera si nos reímos juntos.

Y hablar.

Si Erikson estuviera en esta conversación, aportaría su conocimiento acerca de la formación del lenguaje:

"Percibimos un elemento de información; cuando lo incorporamos, percibimos esa parte de él que parece merecer esa apropiación; digiriéndola, intentamos captarla a nuestra manera, asimilándola a otros elementos de información; retenemos partes de ella y eliminamos otras; y la transmitimos a otra persona en la que se repite una digestión o inseminarión apropiada a sus condiciones".

Bruno Bettelheim apostillaría:

"La ausencia de lenguaje es una frustración de su función prevista. Una falta de apropiada digestión por el otro".

Deduzco que la amistad es el único ritmo al que quiero someterme.





domingo, 24 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 8

Prestando voz a quien no la tiene.

Argumentos para una separación








Me dices que “ya sabes qué me pasa” y entiendo que me tienes preparado un diagnóstico. Te diré que los psiquiatras previamente han tenido que enfrentarse con sus problemas, igual que el cirujano se lava las manos para no infectar las heridas que se supone va a curar.
Quien sabe ilumina, no proyecta,





















viernes, 22 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 7

Prestando voz a quien no la tiene.




Argumentos para una separación





Si supiera decirte lo que veo ya no habría problema. Notas diferencia entre el antes y el después. “Antes todo lo que yo decía iba a misa, ahora no vale nada”, te quejas y no está ahí la diferencia.

Sigo viendo lo mismo que antes, pero ahora veo que tú no ves lo que yo veía. Y no es un juego de palabras.

Siempre me ha dado igual lo que dijeras porque me entusiasmaba la forma en que lo hacías. Pero no me refiero a esa vehemencia que ocultaba tu pasión, ni a esa cólera que enmascaraba tu firmeza, ni a ese miedo que anulaba tu prudencia, ni a esa rutina sometiendo a un ritmo que no necesitaba pentagrama, ni a esa intolerancia que no podía esconder un generoso corazón, ni a ese infantilismo que hacía reír de tapadillo al niño que tenías encerrado con todas esas llaves. No te admiraba porque tus ideas fueran originales.

Siempre leí lo que mi naturaleza necesitaba en lo que publicaron otros.

Me gustabas tú, sin esa impostura de “genio” “célebre” “póstumo” y se entiende, porque en esa “otra humanidad” yo no podía estar. Yo era de este mundo y no iba a renunciar a él por unos cuantos elogios aunque tuvieran pedigrí. Te quería a ti, sin adornos ni firuletes.

Quería a ese hombre que se te ha despistado por querer diseñar otro modelo genial. Por obligarte a demostrar que eras el mejor y mostrar por ello que no admitías tus limitaciones.

Limitación no es sinónimo de impotencia.






























jueves, 21 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 6

Prestando voz a quien no la tiene.




Argumentos para una separación



Recuerdo una escena de la película “El submarino amarillo” de los Beatles en la que aparecía un personaje llamado “el hombre de ninguna parte”. La emoción que me produjo la soledad de aquel hombre era para mí incomprensible pues estaba proyectando en aquel dibujo animado unos contenidos todavía por desarrollar. Años más tarde volví a ver la película y no encontré “por ninguna parte” ese subrayado. El personaje no tenía nada excepcional salvo el espacio que me prestó hasta entender la importancia del término “soledad”.

Las grandes ideas han sido encarnadas en seres humanos que tuvieron la capacidad de afrontar solos el inicio de su desarrollo como parte de la aventura humana y, una vez conquistado el nuevo espacio, eran capaces de ofrecerlo como si hubieran sido los demás (y lo son) también partícipes de esa conquista. Ese es el sentido del campeón, otra de tus ideas más queridas para mí.

Es cierto que eres un niño. Tienes eso aspectos tiernos, sorprendentes, “agotadores” (en el mejor sentido de la palabra) cuando quieres mostrar a qué se puede jugar en esta vida. Pero hay que jugar de manera que los demás no sean juguetes nuestros. La alarma salta cuando hacemos daño y no vale la excusa de que la “verdad es dura”, pues esa dureza solo corresponde asumirla a quien dice poseer esa verdad.




***/***










miércoles, 20 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 5

Prestando voz a quien no la tiene.

Argumentos para una separación


¿Cómo recuperar la inocencia? No habiéndola perdido.

No hay forma de volver atrás. La cuestión es cómo nos planteamos la convivencia.

No se trata de quien es el ofendido, sino de cómo ponemos a cero el punto de partida, porque tenemos que partir de un lugar nuevo.

Ya no somos los mismos el uno para el otro y no nos reconocemos en ese desamor. Dice Niezstche: “donde no se puede amar, hay que pasar” y tenemos que pasar de esta desventura.

No me sirve de nada que me enseñes tu mapa intentando convencerme de que no merece la pena ese lugar al que voy, que no tiene “altura” o que los dioses no pasarán por ahí. Es mi paisaje y de ninguna manera voy a renunciar a mi vida. También tú estás en mi vida y sinceramente no quisiera hacerte daño.

Repaso una y otra vez mi comportamiento y las posibilidades que tenía de actuar de otra manera y no encuentro nada que rectificar. Esto no quiere decir que no me haya equivocado en la forma pero en el fondo nunca quise aprovecharme de nadie.


***/***

domingo, 17 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 4


Prestando voz a quien no la tiene.

Argumentos para una separación


En las reuniones con los demás siempre tienes un defecto que señalar y que está relacionado con sentirte incomprendido. Esta conversación es una de tantas miles que hemos tenido, y sin hacer una crítica de tu actitud, constato que actúas exactamente igual esté yo o no. Te relacionas con “ellos” porque no hay “otros” esperando que llegue lo ideal y mientras, se te va amontonando gente que si desapareciera no pasaría nada.

Mi comprensión durante tantos años no ha conseguido llenar ese hueco y a mí, ese resultado (que echaras en falta algo en los demás) me ha ido agotando.

No me olvido del sufrimiento. Sé que ha sido muy doloroso y hubiera querido saber cómo evitarlo, pero no he tenido más recursos. Siempre he dado una explicación positiva a la vida y no puedo hacer otra cosa. El cambio es que en ti veía a los demás y ahora, para seguir viéndote, tengo que vivir con ellos y voy a hacerlo con todas sus consecuencias. No podemos hacerlo de otra manera. Tiene que haber una fórmula que nos permita a los dos sentirnos cómodos compartiendo lo cotidiano.

Por favor, ayúdame a encontrarla.




miércoles, 13 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 3

Prestando voz a quien no la tiene.

Argumentos para una separación


En la última etapa dejé de contemplar ese paisaje.

No importa si la causa estuvo en mí o en ti, el resultado es que descubrí otra personalidad llena de contradicciones y los hechos derivados de ella absolutamente injustos e inasumibles para mí.

Sintetizando mucho, para no entrar en el inútil camino de los reproches, el motivo de mi ruptura contigo ha sido éste: Ante un conflicto conmigo has esgrimido unos derechos que rompían tu derecho a recibir mi cariño por la peculiar unión que yo tenía contigo.

No podemos seguir conviviendo de esta manera. .../...

domingo, 10 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 2

Prestando voz a quien no la tiene.

Argumentos para una separación

“Cuando algo se mide únicamente con respecto a sí mismo,
no es tanto una doctrina como una declaración de carácter sobrenatural

(Nota copiada de un libro que no recuerdo)


Dices que tú has venido a explicar y yo a entender, y no te entiendo.
Ya no me hace feliz lo que veo en ti.

Yo entendía que podría prescindir de los demás, de sus puntos de vista, de sus necesidades, de sus pequeños o grandes mundos, porque en ti ya estaban recogidos, pero veo que no es así porque prescindes de ellos.

Te irritan, incluso les dejas sin destino. A mí también.

Mi mundo es pequeño, me equivoco, necesito expresar mis puntos de vista y para ello me es imprescindible el de los demás, no como resorte para negarlo, sino como algo que incorporar después de cocinarlo con mis ingredientes.

Quiero estar en mi mundo.


***/***

miércoles, 6 de diciembre de 2017

VIOLENCIA DE GÉNERO (HUMANO) - Capítulo 1


Prestando voz a quien no la tiene


Argumentos para una separación


Leo algo sobre el síndrome de Ulises. Leo, porque las pistas me llevan hasta esa curiosa relación.

La madurez se caracteriza por la capacidad de ponernos en el lugar del otro, de asumir las responsabilidades que nos corresponden, de encajar las pérdidas en las operaciones vitales a las que nos vemos impulsados. El niño es incapaz de todo esto. Él demanda de sus padres (en un primer estadio, de la madre) que se lo resuelvan todo.

Una noche conflictiva me despertó un sueño que me llenó de miedo.

Fue hace muchos años. Una de las primeras manifestaciones de que había empezado a tomar conciencia de la situación.


***/***

martes, 5 de diciembre de 2017

ITANNANA E ISANNANA

Extracto de una conversación con Antonio García Olivares
Me hablas de ellas y casi puedo percibir el aroma de esa casa. Ver a Itannana e Isannana me recuerda a otra figura muy distinta, que me dejó un marcado recuerdo.

Petra. Una mujer en la que se detuvieron las ideas y por toda comunicación le era permitido repetir, una y otra vez, el final de una frase.
Nació, como mi padre, en un pueblo de Teruel, Albalate del Arzobispo. Estaba siempre sentada con un pequeño recipiente en el que se recogían los fluidos que caían de su nariz y boca. Cuando jugábamos a su alrededor, fijaba sus ojos en nosotros como si fuese una de aquellas muñecas de porcelana que daban un poco de miedo.

Por la noche, salían las mujeres "a la fresca" y hablaban. Tendría yo tres o cuatro años. Sabía de memoria un cuento y mi nombre. Una de esas noches Petra clavó sus ojos en mi juego y entró directamente en él preguntando ¿cómo te llamas?...¿cómo te llamas?..¿cómo...? De mis labios salió mi nombre asustado: María Salomé. Ella lo repitió de una manera tan mecánica que pocas veces de niña he llorado tan amargamente. Me pareció que se quedaba mi nombre.

Ya habría cumplido los cinco. La noche y el tren es otro hermoso recuerdo asociado. Iba con mis padres a Barcelona. Un niño de mi edad viajaba con los suyos en el mismo vagón. En algún momento le pregunté ¿cómo te llamas? y respondió de una forma natural "Carlos". Repetí su nombre, Carlos, haciendo sonreír a todos los adultos. En ese momento recuperé el mío.

Fuimos de la mano a mirar por la ventana.

Nunca he perdido este recuerdo.






***/***

martes, 28 de noviembre de 2017

jueves, 9 de noviembre de 2017

BUENOS COMO DECÍA MACHADO.

(Almonacid de la Sierra)




Me atrevería a decir que la creación del primer hombre la hizo un alfarero. Y lo creo, sencillamente, porque quien está más cerca de la tierra interpreta mejor a su naturaleza.

Como ese dios tiene mucho mejor carácter que el atribuído por la historia, seguro que asumió el riesgo y firmó su obra “con el alma”.

Alguna vez se quedó mudo al comprobar que alguna de esas piezas llevaban la rúbrica incorporada.

En esas ocasiones soñaba con acariciar entre sus manos la materia y jugar a dejarse sorprender por ese barro que tenía vida propia. Siempre le despertaba una lejana risa repicando a gloria.

Por eso Bernard Shaw dijo. “Cuando Dios creó el mundo vio que era bueno”.

Ser buenos es lo mejor que nos puede pasar... y a dios, porque entonces los hechos se llenan de color, de luz y de alegría.



Y colorín, colorado, esta historia no ha acabado.











miércoles, 8 de noviembre de 2017

MANUEL MUÑOZ FARRIOLS



(Ordesa vista por Manuel Muñoz)







Todos tenemos sitio en este País


































NIÑOS - ALBA EN EL 2003

En el 2003





lunes, 6 de noviembre de 2017

CONVERSACIONES CON JOSÉ



Noviembre 2001
Los amigos son hospitalarios.
Acepto bien los piropos porque entiendo que quien elogia se elogia.







A José

"Estas fea", me dices
(resumiendo).

Por el tono, descubro que no es un reproche a mí
(¿por qué te cortaste?)

sino de sorpresa:
¿por qué te ocultaste? (a la belleza).

Ahora me asombro yo al descubrir
que tienes un lugar para ella
(¿por qué no te quedas?)

¡Qué generoso has sido!
(Si lo llego a saber, me corto el pelo antes)

Por favor,
vuelve a decirme fea.



domingo, 29 de octubre de 2017

RECUERDO DE PASADOS ENCUENTROS - AÑÓN 2006



Sábado, 29 de julio de 2006

Begoña Lavilla está desarrollando un proyecto de Casa Rural en Añón, un pueblito del Moncayo. Se ha encontrado con algunos problemas que podrían decirse de brujas y para conjurarlos tuvo la buena idea de organizar una milonga. Allí estuvo ¡cómo no! El GaraGe.


Es bueno llegar al tango por distintos caminos. Desde esta idea José Cajal y Pedro Soria organizaron una ruta matinal llena de sorpresas.


Empezamos siendo dieciséis y Malena. 

Subimos hasta una de las presas que hay en el Moncayo y en el trayecto disfrutamos como niños. Malena descubriendo setas. Aquilino nuevas rutas. Marcial avellanos. Orlando nuevas “discusiones” con Marcial. Eugenio tuvo el detalle de no ejercer como geógrafo y dejó que las zarzas nos acariciaran. Begoña estuvo todo el tiempo encantada con las peripecias de su pequeña. Aurora y Carlos coincidieron en la buena idea de llevar frutos secos para reponer las energías perdidas.

Durante el recorrido vimos madreselvas en flor. A dos Elenas empapándose por igual en la lectura de la naturaleza. A Julia, como una sirena, no queriendo salir del agua y arrastrándonos a tod@s. Encontramos especies protegidas. Disfrutamos de la Teresa de siempre junto a un Pedro mucho más relajado.


La hospitalaria Marimar conquistó al tiempo, que fue magnífico y al jefe del restaurante que por ella nos hizo un menú especial.


Así, sin parar, toda la mañana.


Por la tarde fuimos creciendo. Los treinta que estuvimos en la milonga ya éramos “los del GaraGe”. Cambiamos el decorado del Ebro por el Moncayo y nos preparamos para bailar con la misma magia de siempre. Empezó a llegar un público sorprendido por esta novedad. Tangueamos mucho tiempo hasta que nos quedamos solos, no porque les cansásemos sino por imponerse la hora de cenar que para los vecinos de Añón es sagrada.


Sentados en unas mesas al aire libre, nuestra anfitriona y sus amigos compartieron con nosotros todo lo que tenían (que fue mucho) y en los postres prometimos volver. Desde aquí les agradecemos su generosidad.

A Begoña Lavilla, para darle ánimos, le recordaré la opinión de Bécquer sobre las mujeres de Añón en su quinta carta escrita en Veruela el 24 de junio de 1864:


“…si una vez se ha visto una añorera, es imposible confundirla con las demás aldeanas…
“Acostumbradas casi desde que nacen a saltar de roca en roca por entre las quebraduras del monte, su pie adquiere esa firmeza peculiar de todos los habitantes de las montañas, hasta el punto de que algunas veces da miedo cuando se las mira atravesar un sendero estrecho que bordea un barranco, emparejadas con el borriquillo que conduce la leña, y saltando de una piedra en otra de las que costean el camino. Así andan las leguas, tal vez en ayunas, pero siempre riendo, siempre cantando, siempre de humor para cambiar una cuchufleta con sus compañeros de viaje. Y no hay miedo de que su cabeza vacile al atravesar un sitio peligroso, o su ligero paso se acorte al llegar a lo último de la penosa jornada; su vista tiene algo de la fijeza e intensidad de la del águila, acaso porque como ella se ha acostumbrado a medir indiferente los abismos; sus miembros endurecidos con la costumbre del trabajo, soportan las fatigas más rudas sin que el cansancio los entorpezca un instante”. (Gustavo Adolfo Bécquer. Cartas desde mi celda).

(No os perdáis estas excursiones)





miércoles, 25 de octubre de 2017

SOBRE "EL TANGO CON DARÍO"




El comienzo

Empezaré fuerte. La vida es el parpadeo de la conciencia.

Habréis oído decir a Machado: "los ojos en que te miras, son ojos porque te ven".

Nos sentimos observados y cada vez que he seguido el perfume de ese rastro me ha llevado al mismo sitio. Al centro de mi corazón, donde tú, mi cariño, te habías escondido.

Su historia

Dicen que el tango está unido a un sentimiento penoso: abandonos, olvidos, desengaños... Tengo oído que hay a quien no le gustaba verlo bailar por las caras tan serias que ponían los ejecutantes.
No es cierto. 

La tristeza es una de las muchas cuerdas que el tango hace sonar, porque la alegría, como toda luz, tiene su sombra. Y si algo hay de lo otro será por provocar, como Tanatos (la muerte) cuando nos asusta.

Pero es éste, un libro alegre, que nos cuenta (también a su autora) el desarrollo feliz de un encuentro amoroso. Y lo hace combinando palabra y música. La música como líquido amniótico del verbo. El lenguaje como una erótica insinuación a la conciencia para que construya su hogar en el corazón de quien habla. Y lo consigue, porque quiere quedarse hasta en la última página que habla de epitafios.

El silencio

¿Quién no ha oído el silencio? Este es uno de los aspectos más importantes del tango. Ese espacio en el que habita la inocencia. Donde, como dice Darío: "todo está ahí para ser adivinado".  

Habréis oído decir a Machado: "Converso con el hombre que siempre va conmigo" Estoy segura de que con "él" hablaba de "ella". "Ella" era el silencio.

La conversación

Silencio y conversación. Para que la danza adquiera el nivel de conversación, es fundamental escuchar la señal del compañero. Escuchar... para dejar que el otro escriba  sus mejores notas y así, leerse. ¿Cómo leerse? Imprescindible la distancia. (No se puede leer con la cuartilla pegada a la cara).

La distancia

Habréis oído decir a Rilke: "La mayor distancia es la que existe entre hombre y mujer" 

Pero ¿cómo saber que se alcanzó la distancia justa?  

Yo lo sé cuando oigo mi nombre.

En origen, han dicho los científicos, el mundo vibró como una nota musical entre dos explosiones. Una explosión -el Bing Bang es una pequeñez- producida cuando se encuentran dos opuestos. 

Oir el propio nombre en una voz enamorada, dicen, fue el verdadero origen de la música.


El libro

Palabra y música. De eso trata este ramillete envuelto como un regalo en una edición preciosa de la que "Impresionarte" (quienes lo han confeccionado) están tan contentos como yo.
Cómo creció

Mi hija fue la primera en oír todas y cada una de las páginas de este libro. Y cuando me las devolvió entre risas y asombro, la sorpresa fue mía al comprobar que estaban intactas las ideas. Que había resistido, como si ya fuera un libro consagrado, el viaje de una generación a otra.

Pasado este bautismo, lo llevé a Buenos Aires. Allí lo publicaron junto a otras ideas y se encontró tan cómodo que pidió repetir la experiencia. ¿Y quién le niega a un libro que "sea" para lo que ha nacido? Pues sí hay quién. Las editoriales que todas se negaron. (Tampoco fueron tantos los intentos). Pero ahí estaba yo, su autora y todos los amigos empujando a que me decidiera a publicarlo.

Prevengo:

Este libro tiene el color muy fuerte. El rojo nos recuerda la pasión y su peligro: perder esa pasión por no tener el equilibrio contrastado. 

Al mirarlo puede uno enamorarse, porque desde él, quien mira parece nuestro espejo.  La belleza siempre lleva línea de retorno.

Advierto:

Al leerlo puede verse como las palabras cambian de lugar, van y vienen de una idea a otra, incluso alguna vez tropiezan con la trampa de los puntos suspensivos ... pero ahí está el implacable ritmo que impone sus espacios, sus silencios y evita, de esta forma, el atropello de un montón de ideas menores que también querrían estar en los papeles.
Animo:

A encontrar el espacio, que para todos hay y a releerlo. No se escribe entre líneas de repente. Y eso hay que leer, lo que cada uno escribe en lo que lee.

Epílogo 



 La fuerza de los enamorados está en que el amor ni se da, ni se pide. Sencillamente se acepta.



miércoles, 18 de octubre de 2017

LA DANZA

martes, 10 de octubre de 2017

FIESTAS DEL PILAR 1999 Pedro Yus, un artista con alma de niño.




Un cartel que no dejó indiferente a nadie.



Darío y sus provocadoras crónicas.








Un final feliz.













lunes, 9 de octubre de 2017

PROYECTO CARTEL FIESTAS DEL PILAR 2001 - PEDRO YUS



Recordando a los amigos



¡Que cada uno escriba lo que quiera!...
nos dice Pedro Yus
y nos presta un inocente lápiz con que pintar sonrisas.

¡Que cada uno encuentre su lugar en ese espacio libre!...
y muestra una corona como señal del cielo.
Nunca lo virginal estuvo tan cercano.

 En nosotros, queridísimo Pedro,

ya comenzó la fiesta.







FIESTAS DEL PILAR - ZARAGOZA 2009

Recordando a PEDRO YUS


(Proyecto de Cartel 2001 - No elegido)
(Autor: Pedro Yus)

Que cada uno escriba lo que quiera
nos dice Pedro Yus
y nos presta un inocente lápiz con que pintar sonrisas.

Que cada uno encuentre su lugar en ese espacio libre
y muestra una corona como señal del cielo.

Nunca lo virginal estuvo tan cercano.

En nosotros, queridísimo Pedro,
ya comenzó la fiesta.

viernes, 6 de octubre de 2017

HABLAMOS

 
 
 
 
 
 
 
 

sábado, 2 de septiembre de 2017

domingo, 27 de agosto de 2017

CARTAS A JULIA - E.T.





Zaragoza, 14 de agosto 2017
 

Marimé es muy ma-ji-ca. Me atiende muy bien, pero me aburro un poco porque siempre me cuenta las mismas batallitas. 

         Querida Julia, te echo en falta. Tú eres MÁJICA (¿ves el acento?) 

         Cuando estoy en tu casa me divierto mucho porque cada día descubres algo nuevo. Es emocionante oírte cantar, bailar, hablar… por eso quiero estar contigo. 

                   Vengo de otro mundo y al principio me sentía muy triste al ser distinto y haber perdido a mi familia y a mis amigos. Todos se reían de mí por tener esta cabeza tan grande y el cuerpo pequeñito. Lloraba y lloraba señalando la dirección para ir a mi casa aunque nadie me entendía. 

                            Entre vosotros encontré mi hogar. 

                  Sé que piensas igual que yo. Que en el Universo hay muchos mundos distintos pero iguales en las emociones. Que a todos nos gusta que nos quieran, nos ayuden, nos perdonen y si hacemos lo mismo con los demás la Vida es una Fiesta. 

         Querida Julia, quiero estar contigo. Le he dejado una cartita a Marimé diciéndole que también la quiero y que nos veremos en tu casa. 

                            Un fuerte abrazo
                                                                                                                                                                                                                                               E.T.

 

domingo, 6 de agosto de 2017

HABLANDO CON UNA AMIGA EN EL 2007


Querida Amiga. Me seducen las matemáticas. No soy capaz de seguir más de dos pasos el desarrollo de sus planteamientos (pues me falta una base que ahora es imposible adquirir), pero escucho la música que les acompaña. Leer sobre el placer que supone descubrir un nuevo número primo me parece cercano. Constatar que cualquier diferencia en la altura está equilibrada por una igualdad en el punto de partida me remite a la palabra justicia y que dos y dos siempre sumen lo mismo “suena” a seguridad.

Esta perorata para cantarte el “cumpleaños feliz” y además contarte un cuento.

Érase una vez un “uno” que parecía primo, pero “una” visión inteligente le quitó ese “san benito” que no le correspondía y le dejó desnudo.

La naturalidad atrae y un tres (primer primo por derecho) quiso acompañarle. Hay amistades que potencian por sumar pasión e inteligencia y como éste era el caso, sus dimensiones vibraron espacialmente.
Ello provocó una fecunda lluvia de nueves.

Ante semejante espectáculo ese UNO decidió tomarse todo el tiempo del mundo para no perderse nada, y decidió empezar de “cero” (pero desde un cero despierto). Sumó su soledad a la fiesta cósmica y ...

¡¡¡ohhhhhh!!!

Querida amiga, mis diecinueve también te abrazan.



***

martes, 18 de julio de 2017

CONVERSACIONES CON UNA AMIGA


(Ana Notivoli)





El poder

Y otra vez el gobierno
en su infinita potestad,
decide sobre luces y sombras.
Como por decreto real
ordena al firmamento
que retrase una hora su devenir,
marca la cadencia de crepúsculo y alba
ignorando los biorritmos
en pro de una jornada
economizante   
     eficiente
        deshumanizante
y altamente
              r e n t a b l e
(según sesudos economistas,
maestros de mercado
y agentes de bolsa).

Controla la salud decidiendo
cuándo y cómo
la gente debe enfermar:
en octubre, vacuna de la gripe;
en diciembre, todos con la gripe.
¡Viva la gripe, que nos tiene entretenidos todo el invierno!,
nos enseña a compartir con propios y ajenos
la variedad de virus mutantes
diseñados para ser invencibles un año más,
nos hace sentir integrados
y, sobretodo, jodidamente enfermos.

En primavera, alergias:
polen, ácaros, gramíneas,
color rosa,
granos,
depresión...¡Ah, el amor!.

Y el verano invita a insectos y reptiles
sembradores de pánico,
vuelve la tragicomedia del pescador pescado,
los golpes de calor
y los puntoycomas etílicos.

Una esquina remota de mi cerebro
alberga la araña que remienda
el sueño de libertad de una niña.

Pilar




El querer

Vé a esa esquina.
Te diré.
Me dirás: “no es tan fácil”

Intenta volver de ese sueño
sin romper ningún hilo y
vé a la vigilia.

Colócate en tu centro
e imagina
sin fantasear.

(La fantasía es la trampa de Aracne)

Recorre cada una de tus acciones
sin perder de vista su origen:
la actitud.

Verás que esa esquina
era un centro
y verás otras cosas

Si oyeras la súplica de una niña,
abrázate.
Eres tú.









miércoles, 28 de junio de 2017

SIN FINES DE LUCRO




Si seguimos al pie de la letra las pautas marcadas por el Ministro de Educación, el siguiente paso serán los matrimonios de conveniencia.

Como vacuna ante las declaraciones de José Ignacio Wert en febrero de 2013,  os recomiendo este magnífico libro.